300 cubanos dirigen el Servicio de Identificación, Migración y Extranjería de Venezuela

0
236



Publicado el Lunes, 1 Abril, 2019 – 15:36 (GMT-5)

Anthony Daquin, exasesor del Ministerio del Interior durante el gobierno de Hugo Chávez, afirmó que alrededor de 300 funcionarios cubanos dirigen el Servicio Administrativo de Identificación, Migración y Extranjería de Venezuela.

En recientes declaraciones a la plataforma noticiosa Bloomberg, Daquin indica que existe una “copia de cada cédula venezolana” guardada en la Universidad de Ciencias Informáticas de Cuba (UCI).

Luego de que la nación bolivariana modernizara su sistema de identificación, el trabajo del organismo venezolano es “controlado técnica y operativamente por cubanos” desde la UCI.

Esta no es la primera vez que se denuncia la infiltración de personal cubano dentro de la administración chavista. Parlamentarios venezolanos han venido señalando reiteradamente, en los últimos meses, que dentro de la milicia bolivariana hay personal de la Isla.

A inicios de marzo, Julio Borges, diputado y embajador venezolano ante el Grupo de Lima, reveló la identidad del cubano que sería el “nuevo jefe de la infiltración y la persecución en Venezuela”.

En una publicación en Twitter, Borges presentó su denuncia contra un “funcionario cubano”, que respondía al nombre de Asdrúbal De La Vega Orellana. El diplomático caracterizó a este personaje como un “enviado por la dictadura castrista para tortura y encarcelar” a líderes opositores.

Zair Mundaray, un alto fiscal venezolano que huyó del país hace dos años, afirmó haber detectado a dos ciudadanos de la Isla sentados tomando notas durante las reuniones “secretas” de Maduro. Al parecer los cubanos acudían a los encuentros, por petición del mandatario

Inclusive, los oficiales que supervisaron la tortura del exteniente del Ejército acusado de traición, Carlos Guillén, eran cubanos. Según el exprisionero político, quien reside actualmente en Colombia, el acento y la “jerga” de los militares fueron los factores que delataron su nacionalidad.  

“Quedó muy claro quiénes vigilaban a Maduro, quiénes eran responsables de él y quiénes simplemente recibían órdenes”, señaló.

Algo similar le ocurrió a María Martínez Guzmán, parte del equipo de Univisión liderado por Jorge Ramos, quien quedó sorprendida al ver la presencia de cubanos con trajes y audífonos dando instrucciones a los asesores de Maduro.

El grupo de producción de la cadena hispanoamericana fue detenido y deportado por orden del presidente venezolano, luego de que Ramos le realizara una entrevista que no fue de su agrado.

De acuerdo con el relato del presentador, Maduro se levantó después de que le mostraran imágenes de gente comiendo de la basura e hicieran varias preguntas difíciles, como: si creía que era responsable de las muertes en su país. 

Exmilitares del régimen chavista han informado que los funcionarios cubanos en Venezuela se alojan en recintos bien protegidos. Uno de los más conocidos es Fuerte Tiuna, la principal base militar de Caracas cerca de la casa de Maduro.

“Sabemos que los guardaespaldas de Maduro son cubanos. Sabemos que hay una presencia cubana muy importante en las dos agencias de inteligencia principales”, alertó Elliott Abrams, enviado especial del Departamento de Estado de la Casa Blanca para Venezuela.

“Los cubanos constituyen una especie de sistema nervioso de este régimen. No estaría allí si no fuera por ellos”.