Impiden el paso a migrantes cubanos en Panamá por brote de malaria

0
25



Publicado el Lunes, 11 Febrero, 2019 – 18:13 (GMT-5)

Un grupo de 400 migrantes cubanos se encuentran retenidos, desde el domingo en la localidad panameña de Manguita por autoridades del territorio luego de que se detectara un reciente brote de malaria, informó Diario de Cuba.

La caravana -integrada por hombres, mujeres embarazadas y niños- salió en horas tempranas de la mañana del sábado de Sapzurro, Colombia. El objetivo era arribar al área de Puerto Obaldía y unirse al “grupo inicial” de 600 personas, entre los cuales hay 300 cubanos.

Sin embargo, cuando se encontraban a punto de llegar a su destino fueron interceptados por oficiales del Servicio Nacional de Fronteras de Panamá (Senafront) quienes dictaminaron que el grupo no podría continuar por preocupación del contagio de más personas.

El domingo los migrantes se encontraban retenidos sin acceso a agua o comida, mientras exigían su derecho a continuar el viaje. 

Un miembro del operativo de Senafront declaró al medio que seis congoleños que acompañan la actual caravana han dado positivo en sus pruebas de malaria. Esto obligó a las autoridades sanitarias de Panamá a colocar a los migrantes en cuarentena, una acción protocolar para evitar la propagación de la enfermedad.

“Se acaba de dar alerta de salubridad urgente e inmediata, de extrema preocupación en lo que respecta al contagio. Es algo extremo, se confirmaron seis casos de malaria africana. Hay que tratar de que no se comunique al resto, que no continúen porque ya toda la ruta está contaminada”, indicó la guardia panameña en un audio recogido.

Según Diario de Cuba, Puerto Obaldía es una pequeña vecindad de 672 habitantes. Un brote de malaria podría resultar fatídico para sus residentes, ya que el pueblo está aislado por el Tapón del Darién y el océano Atlántico, y solo es posible acceder a él mediante avión o barco.

A pesar del desmantelamiento de la política de Pies Secos/Pies Mojados por la administración Obama, los cubanos siguen emprendiendo el viaje hacia los Estados unidos. Sus rutas se han redirigido al sur, y muchos llegan a Uruguay, Bolivia e incluso Honduras.

Algunos grupos de cubanos han sido detenidos en el intento, y otros han llegado a cruzar la frontera mexicana para llegar a EE.UU.