Naciones Unidas realiza significativa donación de 14.3 millones para los damnificados

    0
    92


    Damnificados en Cuba. Foto: web Fundación Nacional Cubanoamericana

    El sistema de las Naciones Unidas (SNU) en Cuba publicó un plan de acción hace pocos días, que da a conocer la ONU realizará una donación de 14.3 millones de dólares para la recuperación de La Habana, luego de ser azotada el pasado 27 de enero por un potente tornado, informa Diario de Cuba.

    La donación monetaria se destinaría a “responder a las urgentes necesidades de 253.000 personas afectadas por el tornado en los 14 consejos populares que sufrieron mayor impacto”, según el SNU.

    Más de 80.000 personas han sido afectados por los derrumbes parciales o totales en la capital cubana, tras el tornado, ellos podían beneficiarse de esta ayuda, así como también las instalaciones de servicios básicos comunitarios de salud, educación, y otros que resultaron dañados con el impacto del evento climatológico.

    El informe añade que la “máxima atención se destinará a unas 20.000 personas críticamente afectadas, al haber perdido su vivienda o sufrir severos daños parciales, así como la pérdida de sus insumos básicos de habitabilidad”.

    Autoridades cubanas adoptarán dicho plan con un enfoque multisectorial con el objetivo de garantizar un beneficio integral a las familias con necesidades humanitarias.

    Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

    El fenómeno cobró la vida de siete personas, además unas 195 personas resultaron heridas, reportándose cuantiosos daños materiales, entre ellos alrededor de 7.336 viviendas dañadas, de acuerdo a datos ofrecidos por el Consejo de Ministros.

    Un kit de medios básicos como linternas, mosquiteros, cubos, almohadas, ventiladores y sábanas, para las más de 9.900 personas evacuadas tras el desastre, están contempladas dentro del paquete de ayuda de la ONU.

    Naciones Unidas agrega que será un proceso complejo y costoso crear habitabilidad básica, sobre todo en las zonas centrales afectadas en la capital de la Isla, lo que también “pone en alto riesgo edificaciones que aún permanecen en pie”.

    Asimismo la ONU asistirá a los damnificados con toallas, sábanas, colchones y utensilios de cocina.

    Los grupos vulnerables como embarazadas, madres solteras, personas de la tercera edad o discapacitados tendrán prioridad dentro del grupo de damnificados.

    Con el presupuesto se pretenden restaurar los servicios críticos del sistema de salud pública, incluyendo equipamiento, medicamentos e insumos, infraestructura y monitoreo de la calidad del agua en diferentes entidades.