Republicanos de Florida alaban acciones de Trump contra el régimen cubano

0
232


Republicanos de Florida de izquierda a derecha: Marco Rubio, Rick Scott y Mario Diaz Balart (Imágenes tomadas de Tampa Bay Times, The Intercept y Florida Politics)

Republicanos de Florida han alabado la entrada en vigor parcialmente del Título III y el Título IV de la Ley Helms-Burton, que permitirá demandas judiciales contra más de 200 compañías operadas por el régimen cubano, informa CubaNet.

Los senadores estadounidenses Marco Rubio y Rick Scott celebraron el castigo al régimen castro-comunista por sus delitos, incluyendo su apoyo al dictador Nicolás Maduro. El congresista de origen cubano Mario Díaz-Balart también se sumó al comunicado emitido desde Washington.

Rubio expuso que “la justicia está llegando”, y añadió que “el presidente Trump está enviando un fuerte mensaje de que los EEUU no se quedará sin hacer nada mientras el régimen cubano continúa apoyando a la familia criminal de Maduro a expensas del pueblo venezolano”.

Por su parte, el congresista Díaz-Balart indicó que con la nueva decisión se corrigen “algunos de los errores cometidos por una dictadura que oprime brutalmente a su gente y se opone a los intereses de los Estados Unidos en cada oportunidad”.

También adelantó sería la primera de muchas acciones que prevé la Administración Trump para con el régimen de La Habana.

Rebtel y Cuba en Miami llamadas a Cuba

“La justicia para las víctimas de las confiscaciones del régimen de Castro está muy atrasada. Los años de extensiones consecutivas pueden haber dejado caer a algunos en una falsa sensación de impunidad”, añadió.

Mientras, el ex gobernador de Florida, Rick Scott comentó que el plan de la Administración para implementar completa e inmediatamente el Título III y IV de la Ley de Libertad demuestra a la comunidad internacional que los Estados Unidos toman en serio su compromiso con la libertad y la democracia en Cuba.

“Permitir que ciudadanos estadounidenses demanden por propiedades robadas en Cuba y negar la entrada a los Estados Unidos a ciudadanos extranjeros involucrados en el tráfico de propiedad robada es un gran paso para cortar el flujo de dinero al régimen de Castro (…) Esta contundente decisión por parte del presidente Trump en relación a la Ley de Libertad hará que el régimen cubano tenga que rendir cuentas. Le insto a que continúe con la implementación planeada para este mes para que podamos ayudar a impulsar un nuevo día de libertad y democracia para Cuba y su gente”, declaró el senador republicano.